3 posturas para amamantar que necesitas conocer. Lactancia materna

posturas para amamantar

Las posturas para amamantar son de vital importancia, y te preguntarás ¿por qué? Pues una vez haya nacido tu bebé, permanecerás mucho tiempo de tu día amamantando, por lo que es importante conocer varias posturas para averiguar cuál es la que mejor os va a ti y a tu bebé. Además la lactancia a demanda es recomendada hasta los 6 meses y por tanto tu cuerpo necesitará moverse.

Posturas para amamantar: Madre sentada

Madre sentada. Postura para amamantar

Tú debes de estar sentada con la espalda recta y los hombros relajados.

El bebé debe de tener alineada cabeza y cuerpo. Lo situamos frente al pecho quedando el pezón a la altura de su nariz. Su cabecita quedar apoyada sobre el antebrazo y su barriga estar en contacto con la tuya.

Si tu espalda se resiente puedes usar un cojín para soportar el cuerpo del bebé y que el peso recaiga sobre este y no sobre tu espalda.

Posturas para amamantar: Caballito

http://albalactanciamaterna.org/
http://albalactanciamaterna.org/

En esta postura el bebé sentado sobre una de tus piernas con su carita hacia el pecho. Debemos de ayudar a sostener la espalda y la cabeza del bebé sí todavía no se mantiene sentado por si mismo. Además situaremos la cabeza del bebé de forma que su nariz quede a la misma altura que el pezón.
Esta postura es muy útil para mejorar el agarre en situaciones donde el bebé parece una retrognatia y cuando hay frenillo sublingual.
Además si el bebé es muy pequeñito ayudaremos con nuestra mano libre sujetando su mandíbula para que permanezca muy pegada al pecho.

Posturas para amamantar: La loba

 

http://albalactanciamaterna.org/
http://albalactanciamaterna.org/

 

Esta no es una postura que destaquemos por su comodidad ni tampoco para usar todos los días. Sin embargo, quiero explicarla porque es muy útil en situaciones de obstrucciones y mastitis. Esto se debe a que la madre está colocada sobre el hijo a cuatro patas, y la gravedad actúa sobre la leche del pecho. Esta gravedad junto con la succión del bebé que permanece tumbado boca arriba facilita un buen vaciado del pecho. Por tanto mejora y también ayuda a curar situaciones de lactancias con obstrucciones y también con mastitis.

Las obstrucciones y mastitis se pueden deber a un mal agarre del bebé al pecho, te dejo aquí un enlace para conseguir un agarre correcto.

Conclusión

Estas posturas las usamos con bebés recién nacidos y mientras el niño carece de movilidad autónoma. Una vez que el niño ya se mueve y agarra el pecho por sí mismo no será necesario colocarl. El bebé solito será capaz de reproducir todo el teta sutra y emplear las posiciones más locas que se nos puedan ocurrir a las madres.

Puedes ver posturas para amamantar recostada en el siguiente enlace.

Si tienes dudas y no sabes a dónde acudir o necesitas sentirte rodeada de mujeres que te apoya te invito a que formes parte de nuestro grupo de facebook:

Grupo de maternidad y crianza vivencial.

Te esperamos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *