GRIETAS, aprende cómo curalas. Lactancia Materna

grietas. Lactancia materna

Las grietas son una herida dolorosa en el pezón. Su tamaño va desde un arañazo prácticamente imperceptible hasta la pérdida de tejido. Sus causas fundamentales son:

  • Agarre incorrecto
  • Posición inadecuada
  • Retrognatia
  • Anquiloglosia
  • Interferencias con chupetes o biberones
  • Uso de cremas en los pezones o lavados excesivos

Recuerda que la lactancia materna NO DUELE y si aparece dolor nos  está avisando de que algo no funciona. En el momento del primer dolor debemos de buscar el motivo y solucionarlo, no lo dejes ir a más.
Si deseamos que tu lactancia sea feliz y duradera puedes pedir ayuda a una asesora de lactancia, IBCLC o puedes acudir a un grupo de lactancia materna.

Si ya tienes grietas ¿ cómo curarlas?

En la mayoria de los casos las grietas aparecen por un agarre deficiente(sigue el enlace para conseguir un buen agarre) o una postura incorrecta. Una vez corregido o diagnosticado cualquiera que sea el problema de base,  debemos de seguir unos pasos para que desaparezcan en el menor tiempo posible.

1. Las grietas deben de mantenerse secas y al aire el mayor tiempo posible.

El inicio de la lactancia es una etapa de mucho exhibicionismo. Si estás en casa intenta tener tus pechos al aire o con una única camiseta de algodón. Si estás en la calle y tus pechos rebosan leche, es usar conchas aireadoras. Es conveniente que si usas discos de lactancia los cambios sean muy frecuentes, lo mejor todavía si los empleas solo puntual y luego mantienes el pecho al aire.

2. Si das de mamar y te duele a causa de las grietas puedes emplear la comprensión mamaria.

Esta es una técnica qué consiste en presionar el pecho con la palma de la mano mientras el bebé está mamando. De esta forma disminuimos el tiempo de la toma y el sufrimiento es menor.

Si la causa viene porque la postura no es la adecuada echa un ojo a este enlace.

3. Puedes masajear el pecho para provocar una subida de la leche.

Si cuando pones al bebé al pecho ya te ha subido la leche,el bebé deberá de esforzarse menos en mamar y el tiempo de la toma será menor.

4. Si tu dolor es agudo puedes tomar un analgésico.

Para asegurarte de que es compatible con la lactancia materna solo tienes que buscar su principio activo en el enlace de

e-lactancia.org

5. Pezoneras y lactancia en diferido.

Si tienes grietas y has introducido tetinas en tu lactancia antes de que la ésta estuviera asentada, retíralas. Hay otras formas de alimentar a tu bebé si necesita suplementos. Te dejo aquí los inconvenientes del uso del chupete.

Si tienes dolor y estas recomendaciones no te ayudan, puedes usar pezoneras o mantener una lactancia en diferido durante el tiempo en que curan las heridas.

Las pezoneras no funcionan en todos los casos, es más, existen situaciones dónde pueden llegar a empeorar la grieta.
Sin embargo, si las grietas de tu pecho se mantienen, te recomiendo que acudas a una asesora de lactancia o a una ibclc y que salves tú lactancia.

5. Sí las grietas se llegan a infectar es necesario tratarlas con un antibiótico recetado por tu médico de cabecera.

Recetas mágicas ¿son beneficiosas para las grietas?

En muchas ocasiones los consejos de la abuela y otros consejos que pululan por internet y entre las madres, no solo no ayuda, sino que pueden empeorar la situación.

1. Cremas, incluidas las de tipo lanolina.

La lanolina es una crema a base de grasa y aceite que crea una capa impermeable sobre el pezón. Esta capa no permite la transpiración de la piel, por tanto la humedad que en ella existe provoca un reblandecimiento de la piel y por tanto también de la herida. Esto puede provocar un aumento de las grietas y también una desmejora en la herida.
Tampoco es conveniente el lavado con jabón es del pezón más allá de la ducha diaria. y seguí si lavamos los pezones a menudo se eliminará la secreción de las glándulas de Montgomery. Estás glándulas producen una secreción que protege la piel frente a gérmenes e infecciones.

2. Pezoneras de cera de abeja.

La miel es una sustancia dulce e innecesaria para los niños durante la lactancia materna exclusiva las pezoneras de cera de abeja la contienen. Además no es recomendable que un bebé tome miel antes de los 12 meses porque este alimento contiene esporas de botulismo. Mediante las esporas el bebé puede contraer una grave enfermedad.
También decirte que la miel junto a otros factores puede ser origen de caries y de que los bebés vean alterada su alimentación antes de que estén preparados para recibirla.

3. Emplear la leche materna sobre las heridas.

No debemos de emplear la leche materna sobre las heridas, puesto que está está llena de microorganismos vivos y algunos de ellos no son beneficiosos para las heridas abiertas.

Conclusión

Lo más importante a la hora de padecer grietas es la prevención ante estás. Sí llevamos a cabo una lactancia materna a demanda, tenemos un buen agarre y postura, no usamos artilugios que confundan a nuestro hijo y dejamos de lado cremas y jabones, podremos disfrutar de nuestra lactancia materna.
Sin embargo, a veces surgen dificultades, pero debes de saber que con ayuda y apoyo podrá superar todas las dificultades.

 

Amiga!

Si estás en una situación complicada con tu lactancia, pero deseas cumplir tu sueño de dar el pecho a tu hijo, yo te ayudaré con los siguientes problemas:

  • Aumento de cantidad de leche. 
  • Curado de grietas. 
  • Tratamiento de Mastitis. Ingurgitaciones.
  • Obstruciones.
  • Técnicas correctas de amamantamiento.
  • Diagnóstico de frenillo o retrognatia. 
  • Apoyo emocional.
  • Otras cuestiones sobre lactancia materna.

Adquiere tu asesoría de lactancia y te ayudo a encontrar la solucion.

Asesoría de lactancia online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 9 =