Palabrotas, ¿Qué hago con mi hijo?

niño palabrotas

Cada niño es un mundo, pero prácticamente todos los niños pasan por la etapa de las palabrotas entre los 3 y los 6 años. Si hay hermanos mayores, en ocasiones esta etapa se puede adelantar.

Mi hijo mayor en el grupo de crianza que acudíamos, aprendió la palabra palabrota “tonto”, y un año después todavía la recuerda, a pesar de estar vetada en casa.
¿Y mi hija? Pues su hermana con 17 meses menos, aprendió esta palabra con unos 2 años, y en sus momentos de enfado, también aprendido a utilizarla.

¿Son todas palabrotas?

Cada familia es un grupo particular y como tal puede considerarse que una palabra ofende o no. Por ejemplo, en mi casa la palabra “payaso” es una ofensa, pero en tu casa no tiene porqué ser así.
Además,las palabrotas e insultos en la boca de un niño de menos de 6 años, no son tal. Ésto significa que cuando un niño de esta edad te dice “tonta o idiota”, no está empleando el significado literal de la palabra. Lo que está haciendo es demostrar su estado de ánimo (enfado, frustración, tristeza…)

Así que, como hemos visto en el post sobre castigos y emociones, debemos abordar los insultos desde el respeto,siempre educando.
Otro tema será la reacción del adulto. Los niños seguirán usando las palabrotas de manera regular en función de como nosotros actuemos. A continuación te dejo unas pautas a seguir.

Pautas para eliminar o reducir las palabrotas

1. Sé un buen ejemplo para tu hijo

Los niños tienen la capacidad de copiar todo aquello que ven o que viven. Si Nunca ha escuchado la palabra “tonto” no la podrá decir.
Es cierto que en el colegio, televisión y otros lugares, puede escuchar y copiar estas escenas. Sin embargo, si en casa no se emplean, es más probable que no las use o que lo haga ligeramente.

2. Las palabrotas no son graciosas

Si te ríes cuando el niño dice una palabrota o insulto, este no entiende la ofensa. Lo mismo sucede si a tu hijo le prohíbes decir la palabra, pero te ríes cuando la dice otra persona. ¿Crees que es coherente la situación?

3. Explica de forma sencilla, por qué ofenden las palabrotas

Puedes indicarle que no te gusta que te insulten y que además te sientes triste cuando alguna persona lo hace. Pregúntale a tu hijo si a él le gustaría sentirse así.
No apliques mucho énfasis en la situación, pues pase el efecto contrario.

4. Ofrece alternativas a la palabrota

Cuando el niño use la palabra “imbécil” contigo, indícale otra forma de expresar sus sentimientos. Por ejemplo:
” Cariño, veo que estás enfadado conmigo, nos tenemos que ir del parque. Tú lo estabas pasando super bien.
A mamá le gusta que le cuentes cómo te sientes, pero no que la insultes.

5. Inventad juntos

Puedes sentarte con tu hijo a inventar nuevas palabras para usar en lugar de la que no te gusta. Así ambos podreis cumplir vuestros deseos.

6. Lee cuentos o comics con tu hijo

Los cuentos y cómics tienen expresiones divertidas para que tu hijo pueda aprender nuevas palabras graciosas qué serán del gusto de todos.

¿Qué pasa si he usado todos estos consejos, pero mi hijo sigue usando palabrotas?

Pues probablemente tengas que valorar cuál de estas opciones encaja mejor en tu situación.

1. Tu hijo te está pidiendo atención de calidad

Esta era la causa por la que mi hijo tras aprender los insultos,los usaba contra mi y con su hermana pequeña.
Nosotros mejoramos la situación dedicándole yo todos los días tiempo específico para él. A mi hijo le encantan los dinosaurios, sí que juntos preparamos un proyecto en casa. Cada día leíamos sobre dinosaurios veíamos documentales, jugabamos…

2. Estás siendo muy autoritaria en este tema

Es normal que los niños empleen en alguna palabrota o insulto durante su infancia, pero no por ello van a ser niños maleducados. Valora si realmente la frecuencia con la que tu hijo dice estas palabras son insultos son realmente importantes.

Espero que el artículo te haya ayudado, pero si tienes dudas y no sabes a dónde acudir o necesitas sentirte rodeada de mujeres que te apoya te invito a que formes parte de nuestro grupo de facebook:

Grupo de maternidad y crianza vivencial.

Te esperamos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =