El parto. Lee mi historia

Allá sobre la semana 38 de embarazo sentía unas ganas locas por el nacimiento del bebé, pero también el miedo al parto. Con la llegada de la fecha mis sentimientos se volvían más ambivalentes.

Todavía no tenía resueltas muchas de mis preguntas sobre el parto y seguía buscando las respuestas.

Semana 40 de embarazo ¿y el parto?

Llegó la semana 40 de embarazo ( te hablo de todo mi embarazo aqui), mi barriga era del tamaño de un zepelín. Salía a caminar todos los días y me acercaba a menudo a la playa, pues ese otoño estaba siendo muy caluroso. Mi hijo nació en octubre.

El parto no se intuía por ningún lado. No tenía contracciones, no había perdido el tapón mucoso ni nada que me dijese que iba a nacer mi bebé en poco tiempo. Los nervios estaban a flor de piel.

En la revisión hospitalaria me hicieron  lo siguiente:

  1. comprobaron la posición de la cabeza del bebé con un tacto vaginal, bastante íntimo.
  2. que el líquido amniótico estuviese limpio.
  3. que el cordón umbilical siguiese alimentando al bebé
  4. sin previo aviso, noto un dolor punzante, la matrona me dice:

Ah, te acabo de hacer un test de Hamilton, a ver si así esta noche empieza el parto. Quizás sangres un poco.

  • ¿Qué era un test de Hamilton? ¿Qué me habían hecho? ¿Por qué no me preguntó antes? Me encontraba en shock.
  • Si el embarazo normal puede durar de 37 a 42 semanas, ¿Por qué provocar el parto antes de tiempo? No entendía nada.

Si tú también estas embarazada y cercana al parto te explico lo que es un test de Hamilton:

El ginecólogo o matrona realiza un tacto vaginal especial, pasando el dedo índice a través del canal cervical hasta tocar la bolsa que contiene al bebé, y a continuación separa las membranas en la mayor proporción que pueda.

Dicen de esta maniobra genera prostaglandinas, unas hormonas que provocan contracciones uterinas y ponen en marcha el parto.

Me fui para mi casa con las bragas manchadas de sangre, mi autoestima más baja y una nueva cita, si no se desencadenaba el parto antes.

El parto no empezó, ni esa noche, ni las siguientes. Anduve todo lo que pude, hice relajación, comí frambuesas y picante…pero mi hijo todavía no estaba preparado para nacer.

Semana 41 de embarazo ¿y el parto?

Y aquí llegamos, la semana 41 de embarazo y yo, sin ponerme de parto. Otra vez revisión en el hospital. Aquella situación me angustiaba y me ponía alerta. ¿Qué me harían esta vez?

  1. Monitorización fetal:
  • comprobar el latido del bebé
  • comprobar las contracciones maternas, de las cuales yo no tenía nadita.
  1. Entro en consulta, otra vez al potro. Con el miedo, mi vagina cerrada como una hucha. Aún así, tacto vaginal y test de Hamilton OTRA VEZ. Así, sin pedirlo ni previo aviso, por si me quejaba.

¿Sabes que me dijo mi abuela cuando se lo conté?

Querida nieta, la fruta cae del árbol por madura.

Pero a mi fruta, la tiró el viento azotando.

  1. Comprueban que el cordón umbilical alimenta al bebé y que el líquido amniótico es limpio.
  2. Me avisan de que tengo que volver en dos días y que vaya pensando en inducir el parto, que está muy verde todo. Eso de muy verde significa: el bebé está en una posición alta y que el útero no se ha borrado.

Con esto y un bizcocho me vuelvo para mi casa, manchando las bragas otra vez y mi autoestima más baja aún.

Ese día sabía que me podrían hacer de nuevo el test de Hamilton, sabía lo que era y no lo quería. Aun así, me lo hicieron y sin mi consentimiento, me quedé paralizada.

Las siguientes dos visitas fueron otro tanto de lo mismo, me sentí ninguneada en la consulta. En la semana 41+6 entré en el hospital para un parto inducido.

Me sentía que había fracasado como madre y como mujer. Al final, descubrí que lo más importante es tener a tu bebé en brazos y que juntas podemos luchar porque esto no siga pasando. Te dejo la informacion del resto de mi primer parto aqui

Si quieres más información sobre tu embarazo en la semana 41-42 pincha aquí, desde el PARTO ES NUESTRO nos dan mucha información.

Y tus revisiones ginecológicas, ¿cómo han sido? Cuéntamelas y juntas ayudaremos a más mamás

Esto es de tu interés:

Soy Patricia Fondevila  madre de dos peques a los que adoro, ASESORA DE LACTANCIA MATERNA, BLW y PAÑALES DE TELA; EDUCADORA DE PORTEO ERGONÓMICO. Mis crianzas han sido duras y con falta de información o mala información, por ello me he formado y aprendido de mi expieriencia. Así que desde aqui, quiero apoyarte como madre en tus decisiones y acercarte toda la información de que dispongo.

Puedes contratar mis asesorías en este enlace.

Si lo que deseas es una charla online o insitu te recomiento que contactes conmigo a través de mi correo fondevila83@gmail.com o de mi whatsapp

10 comentarios sobre “El parto. Lee mi historia

  1. Mientras leía tu experiencia me desesperaba,,,yo me pondría super nerviosa y ansiosa de pasar por esa situación. Tantas idas y venidas. Lo bueno que ya tienes a tu bebé contigo por lo que cuentas, te indujeron el parto.Y lo importante es que esté bien y tú también. lo demás se queda allí como una mala experiencia nada más.

    • Patricia Fondevila dice:

      hola guapa! yo tambien me quedo con lo bueno, mi bebe esta sano y salvo. La situacion fue muy desesperante y espero que el relato ayude a otras mamas a no pasar por ello. Gracias por leerme. un abrazo!
      Patricia

  2. MashaB dice:

    Querida te entiendo perfectamente, me paso lo mismo en mi primer embrazo, pero en la semana 40 despues de que me separaron membranas, rompi fuente. Llegue al hospital sin contracciones y me las probocaron con oxitosina, aún asi nada….horas despues me volvieron a inyectar y fue cuando empezaron las contracciones, dilate, estuve así por horas , horas , horas de dolor e incertidumbre hasta qu eme dijeron que el niño no bajaba (nunca entendí porque) despues de 9 horas decidieron hacerme cesarea y fue cuando tuve mi primer encuentro con uno de los amores de mi vida que peso 4,300

    • Patricia Fondevila dice:

      Hola preciosa! que alegria tuvo que ser ver a tu hijo, es muy especial. Mi abuela que es muy refranera siempre dice que la fruta cae de madura, y quizas ni tu ni yo estábamos aun preparadas para el parto. Es una pena que no se cumplan las recomendaciones de la OMS. Gracias por leerme guapa!
      un abrazo.
      Patricia

  3. Mi meta, tu salud. Carolina dice:

    ¡Hola!
    No soy madre, pero la verdad… me he quedado alucinada.
    Soy profesional de la salud, aunque no en temas de ginecología, y es primordial, siempre siempre y siempre, informar de antemano al paciente, y más si hay que poner en práctica algo. No se puede actuar si el consentimiento del mismo. Me ha parecido muy pero que muy fuerte, y entiendo tu estado de shock.
    Cabe decir que no sabía lo que era el test de Hamilton, pero vamos, es que no se me ocurriría jamás practicarle algo a un paciente sin informarle antes (soy fisioterapeuta).
    Sinceramente, cosas como esta me hacen ver que algo está fallando en el sistema sanitario, y es algo que no debería ocurrir.
    Obvio que el final de la historia es feliz, que lo importante es que tanto tú como tu pequeño estuvieseis sanos, pero en serio, y perdón por repetirme, esto con unos ojos ahora mismo como platos.
    Haces bien en contar tu experiencia, haces bien en publicarlo para poder ayudar a demás madres, y de paso dar eco a un problema latente hoy en día, la mala praxis de muchos profesionales.
    Gracias en serio por contar tu historia.
    Besotes

    • Patricia Fondevila dice:

      hola preciosa, Doy gracias a que en España ya hay hospitales donde empiezan a cambiar las cosas, y esta historia como tantas otras ayudan a que los pacientes empezemos a preguntarnos que somos y que trato necesitamos. Muchas gracias por leer mi post.
      Un abrazo fuerte.
      Patricia

  4. Vanesa dice:

    Hola hermosa, pues yo no sé si voy a dar el punto discordante pero no creo que seas menos mujer ni aún mucho menos madre porque te hicieran eso y más aún si te lo explicaron. Creo que ahora vamos muy resabidas al parto y las matronas saben muy bien lo que hacen y nunca harían nada que pudiera hacernos daño y más aún a nuestro bebé. Hay que confiar en el trabajo de los expertos, a mi hijo también le costó salir y cuando dio el paso agradecí toda ayuda que se me prestó. Un besazo

    • Patricia Fondevila dice:

      hola linda! cada parto es un mundo y cada especialista otro. Yo di a luz en el hospital de Vigo, uno de los que tiene las tasas mas altas de España en partos intervenidos sin necesidad(puedes buscar los datos en elpartoesnuestro.com). Como yo, cientos de mujeres buscamos toda la informacion posible sobre lo que nos pasa y como mejorar, la informacion es poder. A mi no me explicaron lo que iba a suceder, no me preguntaron si podian invadir mi cuerpo. Por eso soy igual o mas mujer, y lucho por los derechos de las mujeres. Muchas gracias por leerme y por tu punto discordante, la vida es mas enriquecedora con personas que opinan diferente.
      Un abrazo

  5. Hola! Veo que lo del test de hamilton es una práctica habitual, a mi también me la hicieron, aunque ya en la semana 41, según las ecografias, según las cuentas debería ser la semana 40.
    A mi afortunadamente si me avisaron de lo que me iban a hacer, no me dieron el nombre, pero sí me avisó.
    El mio fue un parto super respetado, sin episiotomia y solo con la matrona y la auxiliar, pero sé, por otras mamás, que también depende de con quién te toque.

    • Patricia Fondevila dice:

      Hola preciosa! como me gusta conocer casos como el tuyo donde el parto es respetado, eso me da mucha esperanza a que la situacion esta cambiando. Enhorabuena por tu parto y muchas gracias por leerme.
      Un fuerte abrazo.
      Patricia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =