Patricia Fondevila Asesora de Lactancia y Maternidad

Hoy os voy a contar mi historia para que  sepáis por qué estoy aquí y que es lo que me ha traido. Ser asesora de lactancia y maternidad, es una vocación que ha surgido de lo más adentro de mi ser. Nací en una granja en una aldea del interior LEER MÁS

El parto. Lee mi historia. Cuarta parte

¿Como seria el parto? Entramos en paritorio, allí había tantas luces como en una sala de fiesta, y con el mismo número de juerguistas. Tenía media docena de estudiantes con granos mirándome el “chichi”. Así estaba, abierta de par en par y sin la compañía de mi pareja. Me dicen: LEER MÁS

El parto. Lee mi historia. Tercera parte.

La matrona me quitó el propess y me hizo un nuevo tacto vaginal. Ya tenía la vagina tocada por medio hospital. Estaba dilatada 2 cm y el bebé alto. No estaba de parto, asique nada de EPIDURAL. Al quitar el propess, los latigazos cargados de electricidad fueron cediendo poco a LEER MÁS

El parto. Lee mi historia. Segunda parte

El día del parto había llegado, quisiésemos el bebé y yo o NO. Ingreso en el hospital A las 10.00 de la mañana entré al hospital para parir, con mi maleta y el miedo de la mano. Seguía con muchas ganas de ver a mi bebé, pero me paralizaba no LEER MÁS

El parto. Lee mi historia

Allá sobre la semana 38 de embarazo sentía unas ganas locas por el nacimiento del bebé, pero también el miedo al parto. Con la llegada de la fecha mis sentimientos se volvían más ambivalentes. Todavía no tenía resueltas muchas de mis preguntas sobre el parto y seguía buscando las respuestas. LEER MÁS

Mi primer embarazo. Parte segunda

Tras el bache en el camino, el primer  embarazo siguió su curso con normalidad. Tenía unas ganas locas por conocer a mi bebé y ahora ya con un poquito de miedo al parto. El desconocimiento me intrigaba: ¿Dolerían las contracciones? ¿Sufriría el bebé? ¿Qué me harían en el hospital? ¿Respetarían mi LEER MÁS

Mi primer embarazo.

Al pensar en mi primer embarazo me llena la sensación de desasosiego, puesto que el bebé no llegó a nacer. Mi primer embarazo fue un aborto, y el vacío que me dejó Alan, mi primer hijo, nada ni nadie podrá llenarlo jamás. Hoy quiero hablarte de mi primer embarazo que LEER MÁS