Ayuda a tu hijo a superar el miedo

superar el miedo

Mi hijo es un niño aventurero arriesgado y tiene miedo. No le gusta estar solo, no soporta la oscuridad y tiene muchas pesadillas. Tengo que ayudarle a superar el miedo .

Cuando lo observo me veo a mí misma, tuve pánico a la oscuridad y a dormir sola hasta cerca de los 12 años. Mi imaginación y mis pesadillas se colaban en mi cabeza y me hacían ver lo que solo existía en mi mente, y aquello me daba pavor. Durante días podía tener la misma pesadilla una y otra vez, y aquello me hacía odiar la hora de ir a la cama. Mi madre me ayudó a superar el miedo.

¿Todos los niños tienen miedo? 

Sí, todos los niños y todas las personas sentimos miedo en alguna ocasión. 

El miedo aparece por primera vez sobre los ocho o diez meses, los bebés sufren esa falsa crisis de separación con sus madres. Sienten que si no ven a sus madres, ya no forman parte de ellas.

Lo vemos en ocasiones en niños que han ido felices a la guardería desde los seis meses, y de pronto a los ocho meses empiezan a llorar y a angustiarse cada vez que se separan de sus madres. El niño no comprende que su madre se va y regresará al finalizar su jornada laboral. Los bebés con esta edad lo que entienden es que lo que existe es lo que ellos ven, el resto no existe. 

¿El miedo es igual en todos? 

Pues no, cada niño experimentará diferentes intensidades de miedos en diferentes circunstancias. Algunos niños sentirán miedo a la oscuridad, otros a las arañas, otros a personas extrañas, etcétera. Y cada uno con una intensidad diferente.

Durante este período de miedos nuestro hijo tendrá una gran necesidad de protección por parte de sus cuidadores. Cuanto más profunda es la unión del niño con el cuidador más fuertemente seguros se sienten los niños. 

Y la consecuencia de tener a una persona con apego seguro y sano es que estos niños y sus miedos no adquirirán formas externas, se disiparán con el tiempo. 

¿Cómo ayudo a mi hijo a superar el miedo?

  • Creando una relación de amor y respeto entre el adulto y el niño. De esta forma el niño siempre sabrá dónde acudir para sentirse seguro. El miedo no desaparecerá en un día ni en una semana, es un proceso largo en el que los adultos tenemos la responsabilidad de acompañar a nuestros hijos. 
  • Muchos niños a partir de los 3 años manifiestan una fantasía abrumadora. Y toda esa fantasía diurna se puede volver grotesca durante las noches. Acompaña con este proceso nocturno y evita imágenes de violencia que puedan quedarle grabadas durante el día. 
  • Hay niños que sienten miedo e inseguridad por la falta de límites. Estos suelen ser niños que no atienden a peticiones ni a normas no se le han explicado de forma clara o porque han sido inestables en el tiempo. Estos niños se sienten vulnerables y con miedo, y pueden actuar como pequeños tiranos. Si quieres que tu hijo sea un niño seguro aplicale los límites con cariño y respeto

Conclusión 

Los cuidadores debemos de ser guías respetuosos y amorosos para nuestros niños. Esto parece sencillo pero no lo es, la línea que separa la firmeza y lo estricto se puede superar fácilmente.

Además también debemos acompañar a nuestros hijos durante la etapa de superar el miedo, sin risas, sin prisas, sin riñas. Este acompañamiento respetuoso logrará un crecimiento emocional sano en nuestros pequeños, que se sentirán seguros y siempre tendrá un lugar al que acudir incluso más allá de la adolescencia.

Esto es de tu interés:

Soy Patricia Fondevila  madre de tres peques a los que adoro, ASESORA DE MATERNIDAD y profesora de secundaria en prácticas…además de una apasionada de la crianza y educación desde el respeto. Desde aqui, quiero apoyarte como madre en tus decisiones y acercarte toda la información de que dispongo.

Puedes contratar mis asesorías en este enlace.

Si lo que deseas es una charla online o insitu te recomiento que contactes conmigo a través de mi correo fondevila83@gmail.com o de mi whatsapp

Buscas más información?


Muchísimas gracias por seguir ahí y leer lo que necesito transmitir. Si te ha gustado, me ayudarías mucho compartiendo el artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =