El destete del niño

¿Qué es el destete? El destete es el final de la lactancia materna en los mamíferos. Éste es un proceso que comienza con la introducción de la alimentación complementaria y es progresivo. Puede durar varios años, puesto que la lactancia materna es algo natural hasta los 7 años o más.

¿Por qué dura tanto tiempo el destete? Se debe al reajuste fisiológico que tiene que hacer el cuerpo del niño para adaptarse a la nueva alimentación y también a nivel emocional.

El destete comienza con la introducción de la alimentación complementaria entre los seis y los ocho meses, pues la leche comienza a ser desplazada por otros alimentos.

Cabe decir, que la leche es el alimento principal de un niño hasta el año; y uno de los más importantes hasta los dos años. Sin embargo, te recuerdo que la leche materna mantiene sus propiedades nutritivas durante toda la lactancia.

Durante el primer año de vida del lactante existen causas que pueden provocar un rechazo del bebé al pecho o incluso llegar al destete. Sin embargo, una vez que éste supera los dos años, en pocas ocasiones el niño se desteta por voluntad propia antes de los cuatro años.

Este artículo es el primero de una saga, estate atenta a los que saldrán los próximos jueves!!

Destete Biológico

Hoy en día no podríamos decir cuál es el momento biológico ideal para que un niño finalice la lactancia, puesto que está influenciado por factores sociales, culturales y biológicos.

“Diversos estudios de antropología establecen que la edad del destete espontáneo en Homo Sapiens Sapiens ocurre entre los dos años y medio y los siete años, es decir, nuestra norma biológica. Katherine A. Dettwyler”

Por ello me baso en las recomendaciones generales que recibimos por parte de la OMS, UNICEF, AEPED, etcétera. Estas recomendaciones son que un bebé debe recibir lactancia materna exclusiva hasta los seis u ocho meses y mantendrá la lactancia complementada hasta como mínimo los dos años.

Sin embargo, estos son solo números, el destete es el momento en el que madre o hijo finalizan la lactancia y esta es una decisión que únicamente atañe a ellos dos.

Tarde o temprano todos los niños se destetan, aunque la madre no quiera. A medida que sucede el desarrollo maxilofacial en el niño, la succión se vuelve ineficaz y este acaba por dejarla. También, a nivel psicológico el niño madura y adquiere herramientas para manejar mejor su tristeza, frustración, rabia, etcétera, situaciones que antes solucionaba con la lactancia materna.   

Huelga de lactancia

Durante la lactancia materna puede suceder que nuestro bebé rechace de forma repentina el pecho, incluso puede parecer que ya no sepa como mamar.

El bebé puede dejar de comer, reducir las tomas drásticamente, hacerle ascos…; el bebé realmente no desea dejar el pecho, solo está viviendo una crisis.

Esta situación repentina nada tiene que ver con un destete biológico, donde el niño deja poco a poco algunas de las tomas hasta no hacer ninguna. Estos periodos de inapetencia o huelgas suelen durar entre tres y cinco días y entran dentro de la normalidad.

Las madres que ya deseaban destetar pueden aprovechar esta situación para hacerlo de forma más sencilla. Basta con no volver a ofrecer el pecho y el propio niño hará el resto. Sin embargo, el pecho seguirá produciendo leche, así que las recomendaciones a seguir por la madre son extraerse leche siempre que sienta el pecho lleno y extraer nada más que lo sufiente para estar cómoda.

Las huelgas de lactancia más comunes suceden sobre los cuatro meses, a los siete meses y a los nueve meses. Aunque, pueden suceder en cualquier momento.

Los motivos principales por los que suceden las huelgas de lactancia son:

  • Enfremedad o malestar por: afecciones en la cavidad bucal, dolor de oídos, congestión nasal, dolor de garganta…
  • Reacción del bebé al dolor de la madre en el pecho.
  • Uso frecuente de tetinas.
  • Estímulo ambiental excesivo.
  • Métodos de adiestramiento del sueño no respetuosos.
  • Falta de apego.
  • Reincorporación de la madre al trabajo.
  • Ausencias de la madre prolongadas.
  • Alergias o intolerancias alimenticias.
  • Rechazo a olores fuertes.
  • Modificaciones bruscas en las rutinas.
  • Menstruación en la madre o embarazo.

Si te encuentras en esta situación y deseas seguir con tu lactancia puedes:

  • Acudir al pediatra para chequear que el bebé se encuentra bien a nivel físico.
  • Recapitular si estamos bien nosotras o si ha sucedido algún cambio que provocase esa situación.
  • Permanecer cerca de tu bebé el mayor tiempo posible.
  • Ofrecer el pecho a menudo y que su acceso sea sencillo, sin presiones.
  • Portear o cogerlo en brazos para tener mayor contacto con tu hijo y acceso al pecho. Si es en casa, puedes hacerlo piel con piel.
  • Evitar las tetinas para alimentar al bebé, el destete puede llegar antes.
  • Intentar amamantar en sitios tranquilos para el bebé donde no haya ruidos, ni muchas distracciones.
  • Si tu bebé ya empezó la alimentación complementaria, ofrece el pecho antes de la comida. La leche es el alimento principal hasta el primer año del bebé.
destete

Falso destete

Durante el primer año de vida el bebé puede vivir etapas en las que sienta un interés menor por tomar pecho. Esta situación es más habitual entre los 9 y los 14 meses. El bebé se distrae fácilmente al pecho porque tiene ansias por conocer e investigar el mundo que le rodea, pero esto no es un verdadero destete.

¿Qué puedes hacer?

Este falso destete no es en realidad un abandono de la lactancia. Para continuar con la lactancia puedes hacer lo siguiente:

  • Ofrece pecho, sin obligar al bebé a tomarlo.
  • Varía las posiciones para amamantar.
  • Propón las tomas de leche materna antes de la comida.
  • Practica el colecho y el piel con piel.
  • Mantén a tu hijo en brazos o portéalo el mayor tiempo posible, estará más cerca de tu pecho.
  • Ofrece el pecho al bebé semidormido o en ambientes muy tranquilos.
  • Extrae leche frecuentemente.
  • Usa cuchara, jeringa o vasito para ofrecer tu leche al bebé.
  • Evita tetinas, se puede agravar el rechazo por parte del niño.

Estos bebés normalmente vuelven a mamar con normalidad en unos días.

Esto es de tu interés:

Si estás planteándote un destete dirigido desde al amor te dejo el manual que he escrito para ayudar y apoyar a todas las madres que están pasando o pasarán por este difícil proceso.

Destetar y amar , destete

Otros artículos que pueden resultarte interesantes:

Si este artículo te ha gustado , Ayúdame y comparte en tus redes sociales!!

Justo aquí debajo 😉💞💞

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 15 =