El parto. Lee mi historia. Cuarta parte

¿Como seria el parto? Entramos en paritorio, allí había tantas luces como en una sala de fiesta, y con el mismo número de juerguistas. Tenía media docena de estudiantes con granos mirándome el “chichi”. Así estaba, abierta de par en par y sin la compañía de mi pareja. Me dicen:

  • Vamos a sacarte el bebé con ventosa, llevas muchas horas de parto y tienes fiebre. Tenemos que hacerte una episiotomía.

¿Sabes lo que es un parto instrumentalizado? Te lo explican aquí desde el PARTO ES NUESTRO

¿Sabes lo que es una episiotomía? Te lo explican aquí

Si te has perdido el inicio de esta historia pincha aqui

Todo lo que estaba sucediendo desde mi entrada en el hospital no era nada de lo que yo me había imaginado en mi parto. El nacimiento de mi bebé estaba siendo cruel.

  • ¡Tuvieron que cambiar la situación de la ventosa sobre su cabecita 3 veces para poder sacarlo!

¿De quién es el bebé?

Cuando consiguieron sacar a mi bebé, no me lo enseñaron, como si no fuese mío. Se lo llevaron a limpiarlo y vestirlo, no vaya a ser que su madre lo viese feo desnudo. Lo colocaron sobre una fuente de cristal, cual pavo de navidad, bajo una luz intensa con una sustancia pegajosa en sus ojitos.

Llamaron a mi pareja para que nos viese al bebé y a mí. A su entrada en paritorio, la escena era dantesca. Sangre por todas partes, un bebé gritando por su madre y una madre gritando por su bebé. Mi amor de madre me hizo reclamar a mi hijo más de 5 veces, quería tocarlo, olerlo, mirarlo. Como nadie me escuchaba en aquel lugar y el padre ya no sabía a quién atender si a madre o a bebé, tomé la iniciativa.

Me incorporé como pude sobre el potro e intenté levantarme para coger a mi bebé, así fuese con la pierna arrastrada. Los sanitarios advirtieron que mis actos no eran bromas y una enfermera me acercó a mi bebé recién nacido.

  • Te dejo el bebé un rato, luego lo cojo que tienen que coserte y no es seguro que lo tengas encima.
  • ¡Lo que no va a ser seguro es que intentes quitármelo otra vez ¡ – El instinto materno hablaba por mí.
  • ¡Mujer, no te pongas así!

¿Y la vagina de quien es?

Y allí me quedé, extasiada con mi bebé, en silencio los dos ya. Al padre ya lo habían vuelto a echar del paritorio para coserme. Estuvieron 45 minutos poniéndome puntos. Cuando preguntaba cuántos puntos eran, me decían que atendiese al bebé que eso no era importante ya. Cuatro años más tarde, todavía me siguen dando problemas.

Al llegar a la habitación quité el gorro que llevaba mi hijo. Ahora sabía porque no me habían enseñado al bebé hasta estar vestido totalmente. Mi bebé tenía 3 heridas abiertas sobre su cabecita. Este fue el mayor de todos mis dolores. No había podido parir, y no había protegido a mi cachorro.

Mi parto, no fue mío

Con toda esta redacción, te quiero decir, de que te INFORMES sobre los protocolos del hospital donde vas a parir. También estudia las cosas que NO crees que te puedan pasar, pero que son posibilidades. Todo esto trabájalo con la persona que te acompañe en tu parto, para que así, ella se responsabilice de defender todo lo que tú querías, aunque tú no puedas hacerlo en ese momento.

Mi parto fue muy duro, aprende de él, sácale partido a toda esta historia para que la tuya sea respetada. Juntas podemos ayudar a muchas madres.

¿Vas a dar a luz? ¿Te Ayudo con tus dudas?

¿Has dado a luz? ¿Me cuentas tu historia?

Puede que tambien te interese:

Mi primer embarazo
El parto. Lee mi historia.

Esto es de tu interés:

Soy Patricia Fondevila  madre de dos peques, casi tres, a los que adoro, ASESORA DE LACTANCIA MATERNA, BLW y PAÑALES DE TELA; EDUCADORA DE PORTEO ERGONÓMICO. Mis crianzas han sido duras y con falta de información o mala información, por ello me he formado y aprendido de mi expieriencia. Así que desde aqui, quiero apoyarte como madre en tus decisiones y acercarte toda la información de que dispongo.

Puedes contratar mis asesorías en este enlace.

Si lo que deseas es una charla online o insitu te recomiento que contactes conmigo a través de mi correo fondevila83@gmail.com o de mi whatsapp

Un abrazo familia,

Patricia

4 comentarios sobre “El parto. Lee mi historia. Cuarta parte

  1. Pablo Rguez dice:

    A pesar de los momentos tensos vividos durante el parto tanto, dentro del paritorio como fuera, por la falta de información y el entrar y salir del personal medico en el paritorio todo salio bien y contentos y felices de tener nuestro » pirata «

    • Patricia Fondevila dice:

      hola Pablo,
      pues si, a veces el estar fuera y no recibir informacion es muy desolador…pero al fin todos juntos estamos y muy felices.
      Un abrazo
      Patricia

  2. Maria dice:

    Me ha dolido tu historia como si me hubiese pasado a mi…al leer lo de las heridas en la cabecita del bebe me han dado ganas de llorar y de matar a todo el personal incompetente y cruel que te atendió.

    • Hola Maria, muchisimas gracias por tu compresion…yo todavia me siento mal por no hacer protegido mejor a mi bebé. Esperemos que juntas, las mujeres hagamos valer nuestros derechos y que estas situaciones no sigan pasando.
      Un abrazo enorme y gracais por tus palabras.
      Patricia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + dieciseis =