Envases para la conservación de la leche materna

envases para leche materna

Hola chicas, he recibido muchas preguntas sobre la extracción de la leche materna y qué envases emplear para la conservación de dicha leche refrigerada o congelada y como la respuesta es bastante amplia he decidido escribir este post con todas las posibilidades que yo conozco para su conservación.

Extraerse leche requiere de práctica, habilidad y dependiendo de cada mujer será posible o no, pues en la extracción también influyen las emociones.

Os voy a dejar unos consejos sobre higiene y seguridad para que la extracción y la conservación de la leche materna sea adecuada para ofrecer a tu pequeño. También hablaré de los diferentes envases específicos o no específicos de la leche materna.

Puntos a tener en cuenta para la extracción y conservación de la leche materna en envases:

  • Para una extracción higiénica de leche materna debes de preparar todos los utensilios que necesitarás. A continuación lava bien las manos con agua y jabón (tanto para una extracción manual como una extracción mecánica de la leche) y sécalas con papel o un paño limpio. No será necesario lavarse los pechos, con una ducha diaria es suficiente.
  • Lava el sacaleches con agua y jabón, despues aclaralo a fondo tras cada uso. Sécalo al aire y guardalo en un espacio donde no coja polvo. Si es el primer uso del sacaleches lo debes de esterilizar. Algunos fabricantes además recomiendan esterilizar el sacaleches cada cierto número de usos, lee las instrucciones y síguelas. Puedes usar el lavavajillas con muchas partes del extractor, en las instrucciones ha de venir indicado. En el supuesto de que la leche extraída sea para utilizar en el hospital debes de seguir las recomendaciones del mismo.
  • Almacena la leche en cantidades pequeñas para minimizar la pérdida del preciaddo líquido, entre 30 y 120 mililitros de leche será suficiente para utilizar en situaciones inesperadas. En caso de uso recurrente será mucho más fácil calcular la medida justa de leche que toma tu bebé, anota lo que toma en varias veces y a esa cantidad le añades unos 10 o 20 mililitros por si el bebé necesitase tomar más.
  • Los envases no específicos de leche materna y los envases específicos de leche materna reutilizables también has de lavarlos con agua y jabón o en lavavajillas, además de aclararlos muy bien tras cada uso. Sécalos al aire.
  • Siquieres mezclar leche extraída y refrigerada a lo largo de un día, debe de estar toda a la misma temperatura. Para ello puedes enfriar la leche durante al menos 1 hora en la nevera o en un recipiente con hielo antes de proceder a mezclarla.
  • No llenes al máximo los envases con leche materna, debido a que la congelación la leche aumenta de tamaño y puede reventar dichos envases.
  • Refrigera la leche materna o congélala lo antes posible tras la extracción de la misma.
  • En cada envase debes exponer de forma clara y en tinta indeleble la fecha de extracción o la fecha de caducidad de la leche materna -en función de dónde la vayas a almacenar, el momento del día de la extracción(mañana, tarde, noche), la cantidad y si el niño acude a la guardería o a otro espacio compartido con niños, también es conveniente escribir su nombre.
  • Emplea primero la leche de caducidad más cercana.
  • Antes de calentar la leche para ofrecérsela al niño agita suavemente el recipiente para que se mezcle la grasa y el suero. Es normal que tras el enfriamiento la leche materna no esté homogeneizada o cambie a colores azulados, amarillentos e incluso amarronados. El color de la leche varía en función de la alimentación de la madre, estado de salud del bebé, si es leche refrigerada, fresca o congelada, etcétera.
  • También es habitual que la leche materna una vez descongelada adquiera un olor a rancio, esto se debe a su descomposición por la enzima lipasa. Está leche es perfectamente saludable, sin embargo habrá niños a los que le moleste el sabor y otros a los que no.
  • Si tú leche huele a rancio y tu bebé no soporta ese olor y sabor es necesario escaldarla.
  • En congeladores verticales emplea un cajón sólo para leche materna, así evitarás posibles mezclas de olores o sabores.
  • Descongela la leche dentro de un recipiente apto y bajo un chorro de agua caliente o en un recipiente con agua caliente que no esté al fuego.
  • No descongeles nunca en el microondas, sólo sirve para calentar la leche y debe de hacerse correctamente. Un uso abusivo del microondas puede deteriorar hormonas, enzimas o nucleótidos; pero no se ve afectada por otro lado su valor nutricional.

Recipientes y envases para conservar la leche materna

Envases de cristal o plástico alimenticios reutilizados o no específicos

Los envases de productos alimenticios puedes usarlos para conservar la leche materna si son de cristal con tapa o algunos de plástico duro.

Ten en cuenta que los botes con boca ancha son mucho más sencillos de llenar y también de limpiar en profundidad.

Las tapas de rosca nos aseguran un mejor cerrado del envase. Debes de fijarte que si es una tapa metálica no puede tener óxido y si es una tapa plástica debe de ser apta para congelar ( si vas a congelar)

Los envases de plástico reutilizados tienen un número máximo de usos, pues están hechos para un sólo uso. Revísalos y cámbialos si los ves deteriorados. Tambien es recomendable que sean libres de BPA y otros tóxicos (aunque los recipientes de un solo uso no lo suelen ser). No suelen servir para calentar la leche directamente en ellos.

Los botes de orina no sirven para conservar la leche ni ningún otro alimento!! Su plástico no es apto para alimentos y están esterilizados con productos tóxicos para el consumo.

No llenes los recipientes hasta el máximo porque con la congelación le leche aumenta de volumen y puede reventar el envase.

Bolsas de congelación con cierre hermético

Las bolsas de congelación con cierre hermético pueden usarse para conservar la leche materna.

Desde mi punto de vista no te las aconsejo para la conservación directa de la leche materna, porque son bolsas muy finas y pueden rargarse en la nevera o congelador y contaminarse la leche; su cierre suele ser simple por lo que puede haber escapes de leche o contaminación; normalmente no sirven para calentar la leche directamente en ellas y su tamaño es excesivo para la conservación directa de leche materna. Tampoco es buena idea lavarlas para más usos, porque la grasa de la leche suele adherirse a sus paredes y no quedan suficientemente limpias.

Si pueden tener una gran función en nuestra conservación de la leche materna. Cuando congelamos pequeñas cantidades de leche en milk trays o en cubiteras, podemos ir desmoldando y guardando los cubitos de leche en ellas.

De esta forma tendrás pequeñas cantidades de leche materna y te ajustarás muy bien al apetito de tu bebé.

Te dejo un par de enlaces de estas bolsas aquí y aquí , puedes ver las imágenes justo debajo.

Bolsas desechables para cubitos de hielo o cubiteras con cubierta de silicona

Las cubiteras con cubierta son una buena opción para congelar la leche en pequeñas cantidades. Una vez la leche congelada se desmoldan y cada cubito se introduce en una bolsa de cierre hermético como las que vemos arriba. Guarda en cada bolsa de cierre hermético la leche del mismo día o de la misma cubitera y no olvides indicar fecha de la extración y momento del día, el nombre del niño si es necesario.

Busca cubiteras que tengan tapa para la no contaminación de la leche en el congelador, y mejor si son aptas para lavar en el lavavajillas tras cada uso. Tambien has de fijarte que sus componentes no sean tóxicos.

Un punto a su favor es que son más económicas que otras exclusivas para leche materna. Tienes el enlace de esta cubitera aquí.

Las bolsas tradicionales para hacer cubitos también se pueden usar, ten en cuenta que su plástico es bastante fino y pueden rasgarse fácilemte con lo que la leche se contaminaría.

Cubitos de leche o Milk trays

Esta es una opción semejante a la de las cubiteras pero es específica para comidas de bebé y leche materna. El sistema de uso es igual que en las anteriores.

Te dejo el enlace aquí para que puedas conocerlas mejor.

envases para leche materna

Existen diferentes marcas, te dejo el enlace de estas semicirculares aquí.

Envases de plástico duro específicos para leche materna

De entre estos envases busca aquellos que tengan la boca de entrada ancha para que sea más sencillo limpiarlos y verter la leche en ellos.

Si tu bebé toma la leche en biberón recuerda que algunos de estos envases pueden tener una tapa adaptadora al la tetina del biberón y podrás extraerte, refrigerar, congelar, calentar y suministrar la leche en el mismo envase. Sí, esto facilita la vida jajaja

Se pueden lavar a mano o en lavavajillas.

Te dejo el enlace al algunos de la conocida marca medela que son muy buenos ( aunque un pelin más caros)


Personalmente estos envases me gustan mucho y creo que su precio es razonable respecto a cómo se mueve el mercado. Te dejo un enlace para que los valores tú misma.

Los archiconocidos envases de avent de boca ancha como los del enlace que te dejo aquí.

envases leche materna

Bolsas específicas para conservación de leche materna

Las bolsas plásticas de conservación de la leche materna han de ser no tóxicas y mejor hechas con materiales libres de BPA.

Son rápidas y fáciles de usar, pero contaminan más, porque son de un sólo uso.

Búscalas preesterilizadas y que estén listas para su uso.

Han de tener doble cierre para evitar pérdidas de leche o que ésta se contamine

La abertura superior ha de ser suficientemente ancha para verter la leche extraída dentro.

Comprueba que es posible calentarlas y a qué temperatura antes de descongelar la leche dentro de las mismas.

Su capacidad ha de oscilar entre 80 ml y 220 ml.

Existen bolsas en el mercado con posibilidad de acoplar una tetina.

Yo me extraigo leche todos los días para conseguir un buen banco de leche para mi hijo, pues empezaré a trabajar fuera de casa en otoño. Te dejo un enlace a las bolsas de conservación que yo uso aquí.

Destacan por su facilidad de uso, están preparadas para su uso inmediato, libres de tóxicos y BPA, y algo importante también para mi familia numerosa…son 100 bolsas por 17,99€ … vamos tienen un muy buen precio de mercado.

¿Cómo lavar los envases reutilizables de leche materna?

El lavado de los envases reutilizables sean o no específicos que mejor podemos hacer es en el lavavajillas, de aquí salen verdaderamente limpios y sin grasas adheridas.

Si tu opción es el lavado a mano te recomiendo emplear agua, jabón y un utensilio específico para su limpieza. Vamos que no uses el estropajo de fregar de la cocina.

Si quieres aprovechar como yo y tener unos cepillos específicos para limpiar el extractor de leche, los biberones de extraccion y los envases reutilizables te dejo aquí un enlace a los que yo tengo y que puedes ver en la imagen de abajo.

Recuerda que los cepillos de limpieza tambien hay que limpiarlos de vez en cuando.

Si te ha gustado esta entrada déjame un comentario, y si sabes de más recipientes para usar no dudes en decírmelo. Me encanta aprender con vosotras!!

Si quieres saber más sobre lactancia materna sigue los enlaces:

Soy Patricia Fondevila  madre de dos peques a los que adoro, ASESORA DE LACTANCIA MATERNA, BLW y PAÑALES DE TELA; EDUCADORA DE PORTEO ERGONÓMICO. Mis crianzas han sido duras y con falta de información o mala información, por ello me he formado y aprendido de mi expieriencia. Así que desde aqui, quiero apoyarte como madre en tus decisiones y acercarte toda la información de que dispongo.

Puedes contratar mis asesorías en este enlace.

Si lo que deseas es una charla online o insitu te recomiento que contactes conmigo a través de mi correo fondevila83@gmail.com o de mi whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =