Mi primer embarazo. Parte segunda

Tras el bache en el camino, el primer  embarazo siguió su curso con normalidad. Tenía unas ganas locas por conocer a mi bebé y ahora ya con un poquito de miedo al parto. El desconocimiento me intrigaba:

  • ¿Dolerían las contracciones?
  • ¿Sufriría el bebé?
  • ¿Qué me harían en el hospital?
  • ¿Respetarían mi parto?
  • ¿Cuándo empezaban las clases preparto?

Me puse a buscar información de nuevo sobre el embarazo y parto. Buscando y buscando, me encontré con información del tipo:

Si es tu primer embarazo acude a un grupo de lactancia si deseas dar el pecho

¿Y yo quería dar el pecho? ¡No lo sabía…estaba de 7 meses y no sabía si daría teta!

Como soy echada para delante, allá me fui para el Grupo de lactancia del pueblo CHUCHAMEL.

Allí me pusieron en contacto con mi primer gran libro sobre maternidad BESAME MUCHO de Carlos González. Este momento fue un antes y un después en mi vida. No tardé dos días en leerlo y en buscar más libros de este pediatra que tan claro decía las cosas. Fue la revolución de mi primer embarazo, me sentía todavía más cerca de mi bebé.

Leyendo y leyendo descubrí que SÍ QUERIA DAR TETA y que mi embarazo y parto eran míos también.

Si es tu primer embarazo acude a clases preparto

Pasaron las semanas y la Seguridad Social creía que ya estaba apta para acudir a las clases preparto de la matrona de mi centro de salud.  Mi matrona es un amor de persona, te trata con delicadeza y mucho respeto. Pero las clases sobre embarazo y parto son otro tema.

Si si, en la semana 32 empiezan a explicarte el proceso del embarazo, como si estuvieses en el inicio del estado de buena esperanza

En cada clase preparto llegaba yo con mis infinitas cuestiones de primer embarazo, vamos la petarda del grupo que todo se lo cuestiona. Una de mis primeras cuestiones fue:

  • ¿Cómo hago el plan de parto y dónde lo entrego?

La matrona me explicó que no servía de nada, pero que si yo lo quería, ella lo enviaba. Claramente asentí.

Plan de Parto

Allá por el 2013 el Plan de Parto de la Xunta recogía importantes temas como si querías llevar tu pijama de casa o usar el del hospital, si querías que te hablasen en gallego o castellano… Ahora entendí porque aquella amable matrona me dijo que no servía para nada el plan de parto.

En 2017 lo han mejorado, puedes leerlo aquí

Si realmente estás interesada en hacer un buen plan de parto te recomiendo que leas esta versión para imprimir que escribí para todas.

¿Cómo tenía que empujar y soplar?

Este tema me tenía perdida en mi primer embarazo, yo entendía que el parto era un proceso fisiológico donde mi cuerpo me diría cuándo empujar y cómo ¿Por qué me tenían que dirigir? ¿Es que con la epidural no era así?

Amiga, te diré ahora con mi experiencia, que con la epidural no se empuja igual.

¿Me dolería ponerme la epidural?

Yo tengo mucho miedo a las agujas, sobre todo si no veo donde me clavan, así que me provocaba mucha tensión si tenía que llegar ese momento.

El momento llegó, y el pinchazo no lo sentí.

¿Cuándo resolveríamos tantas dudas del primer embarazo?

Llego el mes de agosto y las clases preparto se pararon, no había sustituta de la matrona. A mediados de septiembre comenzaron de nuevo.

Las dudas no se resolvieron, solo vimos videos y preparamos la respiración para los pujos.

Pero todas esas dudas, si las resolví, el día del parto. Aquí te lo dejo.

Y tú, ¿tienes o has tenido dudas sobre el parto o embarazo? ¿Me las cuentas?

Si te interesa saber más sobre mi sígueme en mi Instagram patricia.fondevila

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + once =