Pautas para manipular y conservar la leche materna de forma segura

En el grupo de maternidad y crianza vivencial hemos estado hablando de cómo manipular y conservar la leche materna de forma segura y he comprobado que existe mucha incertidumbre alrededor de este proceso, también creencias erróneas.

En general mezclamos ideas y divagamos sobre procesos que, por ejemplo, pueden ser adecuados para algunos alimentos, pero que no lo son para la leche materna.

Además acciones que son habituales, como descongelar a temperatura ambiente, resultan no ser seguras para manipular y conservar alimentos, en especial la leche materna.

A continuación podréis leer de forma detallada las formas más seguras para manipular y conservar la leche materna, y también cómo lograr que ésta mantenga sus propiedades lo mejor posible.

manipular y conservar la leche materna


CÓMO NO MANIPULAR Y CONSERVAR LECHE MATERNA

Manipular y conservar leche materna es más sencillo de lo que parece, sin embargo debemos de eliminar falsas creencias como las que te comento a continuación:

  • No descongeles la leche materna a temperatura ambiente. Los microorganismos no beneficiosos se desarrollan de forma rápida entre los 5 grados y los 45, esta forma de descongelar leche materna no es segura.
  • No descongeles la leche materna en el microondas. Estos aparatos crean puntos muy calientes, en especial durante los procesos largos, así que en esas zonas los compuestos como las enzimas, hormonas, nucleótidos, etcétera se verán dañados. También se perderán otras propiedades nutricionales como algunas vitaminas.  Si no tienes otra opción, puedes usarlo teniendo en cuenta que debes mezclar bien la leche y comprobar su temperatura antes de ofrecerla al bebé para que sea segura.
  • Descongelar leche materna al baño maría no es seguro. Los recipientes de congelación no suelen estar preparados para altas temperaturas (excepto el vidrio) y pueden degradarse. Además que calentar en exceso la leche materna disminuye sus propiedades nutricionales y protectoras. Sucede lo mismo si usas agua hirviendo para descongelar la leche materna, sus componentes son muy sensibles y se podrían ver dañados.


El vidrio congelado puede estallar en contacto con agua hirviendo ¡CUIDADO!

  • La leche materna almacenada tiende a separar la parte acuosa de la parte grasa. Para ofrecer al bebé no agites la leche materna, sólo mézclala. Agitar con excesiva energía provoca que algunos de sus componentes se destruyan.
  • Nunca calientes la leche directamente en el fuego.
  • No añadas leche recién exprimida a leche ya refrigerada o congelada. En primer lugar pon la leche extraída a refrigerar al menos media hora, y si puedes mejor a igual temperatura. Si tu bebé necesita una cantidad de leche superior a la que tienes recién extraída ten en cuenta que la cantidad añadida ha de ser menor a la cantidad de leche descongelada.
  • Evita mezclar leche recién refrigerada con otra que lleve varios días en la nevera. Sí se puede mezclar leches extraídas en las mismas 24 horas si están a una temperatura refrigerada semejante.
  • OJO! No introduzcas recipientes de cristal congelados directamente en agua caliente, 💣 pueden estallar.
  • La leche calentada en microondas no la ofrezcas al bebé sin antes haber mezclado la leche (no agitado) y comprobado su temperatura. El microondas crea puntos muy calientes y el bebé podría quemarse. Recuerda que el bebé toma la leche del tiempo o templada, si usas el microondas para calentar la leche sólo debes de sacarle el frío de la nevera o templarla (así también conservarás mejor las propiedades de la misma )
  • No dejes la leche descongelada en la nevera más de 24 horas, a temperatura ambiente máximo 4 horas tras descongelarla.
  • La leche materna no se aconseja guardarla junto con otros productos en el mismo cajón del congelador, puede tomar olores o sabores.
  • Nunca vuelvas a congelar la leche descongelada.
  • Guarda la leche materna en las zonas más frías de la nevera y congelador. Así mantendrá estable su temperatura y durará más tiempo en buenas condiciones.
  • Usa recipientes estériles para la conservación de la leche materna o lavados con agua y jabón, y aclarados con abundante agua.
  • Los recipientes han de ser aptos para uso alimentario y en caso de usar tapas metálicas libres de óxido.

¿Cuánto tiempo se puede almacenar la leche materna?

Tiempo de almacenamiento de la leche materna
manipular y conservar la leche materna

Aunque las sustancias protectoras de la leche materna evitan el crecimiento bacteriano, cuantas más bacterias desaparecen, más defensas se gastan de la leche, por eso, lo ideal es enfriar rápidamente la leche extraída (en un recipiente con agua fría) y después congelarla lo antes posible. Si se realiza la extracción en casa y la leche no se va a utilizar ese mismo día, lo mejor es  congelarla. Si se realiza la extracción fuera de casa, hay que conservarla en una neverita portátil con frigolines y congelarla en cuanto se llegue a casa.


https://www.aeped.es/conservacion-leche

¿Cómo se congela la leche materna ?

manipular y conservar la leche materna


  • Para una extracción higiénica de leche materna debes de preparar todos los utensilios que necesitarás. A continuación lava bien las manos con agua y jabón (tanto para una extracción manual como una extracción mecánica de la leche) y sécalas con papel o un paño limpio. No será necesario lavarse los pechos, con una ducha diaria es suficiente.
  • Lava el sacaleches con agua y jabón, despues aclaralo a fondo tras cada uso. Sécalo al aire y guardalo en un espacio donde no coja polvo. Si es el primer uso del sacaleches lo debes de esterilizar. Algunos fabricantes además recomiendan esterilizar el sacaleches cada cierto número de usos, lee las instrucciones y síguelas. Puedes usar el lavavajillas con muchas partes del extractor, en las instrucciones ha de venir indicado. En el supuesto de que la leche extraída sea para utilizar en el hospital debes de seguir las recomendaciones del mismo.
  • Almacena la leche en cantidades pequeñas para minimizar la pérdida del preciaddo líquido, entre 30 y 120 mililitros de leche será suficiente para utilizar en situaciones inesperadas. En caso de uso recurrente será mucho más fácil calcular la medida justa de leche que toma tu bebé, anota lo que toma en varias veces y a esa cantidad le añades unos 10 o 20 mililitros por si el bebé necesitase tomar más.
  • Los envases no específicos de leche materna y los envases específicos de leche materna reutilizables también has de lavarlos con agua y jabón o en lavavajillas, además de aclararlos muy bien tras cada uso. Sécalos al aire.
  • Si quieres mezclar leche extraída y refrigerada a lo largo de un día, debe de estar toda a la misma temperatura. Para ello puedes enfriar la leche durante al menos 1 hora en la nevera o en un recipiente con hielo antes de proceder a mezclarla.
  • No llenes al máximo los envases con leche materna, debido a que la congelación la leche aumenta de tamaño y puede reventar dichos envases.
  • Refrigera la leche materna o congélala lo antes posible tras la extracción de la misma.
  • En cada envase debes exponer de forma clara y en tinta indeleble la fecha de extracción o la fecha de caducidad de la leche materna -en función de dónde la vayas a almacenar, el momento del día de la extracción(mañana, tarde, noche), la cantidad y si el niño acude a la guardería o a otro espacio compartido con niños, también es conveniente escribir su nombre.
  • En congeladores verticales emplea un cajón sólo para leche materna, así evitarás posibles mezclas de olores o sabores.

¿Cómo se descongela la leche materna?

La forma de descongelar la leche materna y que ésta conserve la mayor cantidad de nutrientes y agentes protectores es hacerlo lo más rápido posible y justo en el momento previo a su uso.

Te dejo algunos consejos:

  • Emplea primero la leche de caducidad más cercana.
  • Una vez descongelada la leche para ofrecérsela al niño agita suavemente el recipiente para que se mezcle la grasa y el suero. Es normal que tras el enfriamiento la leche materna no esté homogeneizada o cambie a colores azulados, amarillentos e incluso amarronados.
  • También es habitual que la leche materna una vez descongelada adquiera un olor a rancio, esto se debe a su descomposición por la enzima lipasa. Esta leche es perfectamente saludable, sin embargo habrá niños a los que le moleste el sabor y otros a los que no.
  • Si tú leche huele a rancio y tu bebé no soporta ese olor y sabor es necesario que la congeles justro tras la extraccion o que la escaldes.
  • En congeladores verticales emplea un cajón sólo para leche materna, así evitarás posibles mezclas de olores o sabores o roturas de bolsas.
  • Descongela la leche dentro de un recipiente apto y bajo un chorro de agua que vaya modificando su temperatura de fría a templada, o en un recipiente con agua templada que no esté al fuego.
  • No descongeles en el microondas a ser posible, éste sirve para templar la leche y debe de hacerse correctamente. Un uso abusivo del microondas puede deteriorar hormonas, enzimas o nucleótidos; pero no se ve totalmente afectada por otro lado, su valor nutricional.


Formas para descongelar la leche

Recuerda que los bebés sanos nacidos a término toman la leche del tiempo o templada a unos 32 ºC ( temperatura a la que sale del cuerpo de la madre)

  • Emplea un calienta biberones que te puede servir para descongelar y también para calentar la leche (mejor que sirva tanto para dentro de casa como para viajes, así evitas otro gasto).
  • Coloca el recipiente bajo el chorro de agua fría y vete poco a poco templando el agua del chorro hasta que la leche materna esté al gusto del bebé.
  • Vierte agua caliente (no hirviendo) en un recipiente con el envase de leche congelada. Si la leche no descongela en unos minutos se repite el proceso.
  • Puedes descongelar la leche en la nevera y el tiempo máximo de uso incluído el descongelado es de 24 horas. Si no la usas en ese intervalo debes de desecharla.
manipular y conservar la leche materna


¿Cómo conservar la leche materna en la nevera?

Si necesitas ofrecer leche a tu bebé en tu ausencia o por otras causas te diré que siempre es mejor:

  • Ofrecer leche materna recién extraída, refrigerada o congelada que leche de fórmula
  • Leche fresca que leche refrigerada o congelada
  • Leche refrigerada con menos de 24 horas que congelada

De esta forma nos aseguramos que al manipular y conservar la leche materna estamos ofreciendo el máximo de propiedades antibacterianas, nutritivas y protectoras a nuestro bebé.

  • Una vez exprimida la leche materna se ofrece al momento, pero si no es posible se ha de refrigerar cuanto antes o congelar en caso de que no se vaya a emplear en las siguientes 24 horas. De esta forma evitamos también la proliferación de microorganismos especialmente en verano o en zonas cálidas.
  • Si tienes varias extracciones de leche puedes mezclarlas una vez la leche esté a temperatura similar y sea extraída durante las mismas 24 horas.
  • Si no es posible ofrecer la leche al bebé tras sacarla de la nevera (por ejemplo: es para la guardería) debes de mantener la cadena de frío. Para ello dispones de neveras portátiles y frigolines.
  • La leche materna puede ser templada en el microondas o descongelada . A pesar de que su uso inadecuado puede destruir la mayoría de células vivas de la leche materna ( o todas en caso de hierva), el valor nutricional de la leche sigue siendo muy alto.
  • Usa recipientes bien lavados con agua y jabón ( no es necesario esterelizarlos) y acláralos con abundante agua para almacenar la leche. Si tienes lavavajillas también lo puedes usar. Terminada la limpieza deja secar los recipientes al aire y guárdalos en un espacio libre de polvo.
  • Si usas bolsas de almacenamiento asegúrate de que no contienen BPA (bisfenol A) debido a sus dudosos efectos a largo plazo.
  • Ofrece la leche materna al bebé que creas que va tomar (40 – 120 ml) y si queda con hambre templas más. Si te sobra leche refrigerada de la toma debes de desecharla.
  • Aunque no es lo recomendable si tienes un sobrante de leche materna muy grande que ha estado en contacto con la saliva del bebé, puedes volver a ofrecerlo en la siguiente media hora dejándola a temperatura ambiente o hasta 2 horas si es refrigerada de inmediato.
  • Ofrece siempre la leche más antigua.
  • Remueve la leche para que se homogenize antes de ofrecerla al bebé.
  • Almacena la leche materna en la parte más fría del frigorífico. No la almacenes en la puerta del frigorífico, donde la temperatura no es constante.
  • Puedes descongelar la leche en la nevera y usarla durante las 24 horas posteriores a dejarla dentro de la nevera y sin que salga de la misma.

envases leche materna
manipular y conservar la leche materna


¿Cómo calentar la leche materna?

Recuerda que los bebés sanos nacidos a término toman la leche del tiempo o templada a unos 32 ºC ( temperatura a la que sale del cuerpo de la madre)

  • Emplea un calienta biberones para calentar la leche (mejor que sirva tanto para dentro de casa como para viajes).
  • Coloca el recipiente bajo el chorro de agua fría y vete poco a poco templando el agua del chorro hasta que la leche materna esté al gusto del bebé.
  • Vierte agua templada (máximo a 40ºC) en un recipiente con el envase de leche congelada. Si la leche no descongela en unos minutos se repite el proceso. Nunca calientes leche materna a más de 40ºC o perderá parte de sus propiedades.
  • Remueve suavemente la leche del biberón o del envase antes de ofrecerlo al bebé (no agites con fuerza) para mezclar la parte acuosa y la grasa.

Preguntas frecuentes sobre manipular y conservar la leche materna

¿Mi hijo no ha terminado toda la leche del biberón, puedo ofrecérsela?

Si es poca cantidad tírala. Si has calculado francamente mal y te ha sobrado mucha, no es lo recomendable pero puedes ofrecersela durante la media hora siguiente a temperatura ambiente o refrigerar un máximo de 2 horas. Aunque repito que esto es una excepción en caso de un exceso de leche sobrante.

Mi leche descongelada huele a rancio o agria, ¿está estropeada?

Es habitual que la leche materna una vez descongelada adquiera un olor a rancio, esto se debe a su descomposición por la enzima lipasa. Está leche es perfectamente saludable, sin embargo habrá niños a los que le moleste el sabor y otros a los que no.

Si tú leche huele a rancio y tu bebé no soporta ese olor y sabor , aunque sigue siendo apta para el bebé, puedes hacer lo siguiente:

  1. Tras la extración de leche materna congela de manera inmediata la leche. Para ofrecerla al bebé sácala del congelador y descongela rápidamente. Si realizas estos procesos rápido le das menos tiempo a trabajar a la lipasa.
  2. Si a pesar de realizar estos dos pasos rápidamente tu leche sigue oliendo a rancio es necesario escaldar la leche
  • Introduce el recipiente de la leche, si es apto para calentar, en un recipiente mayor con agua y enciende el fuego.
  • Cuando veas burbujitas en los laterales del recipiente de la leche retira del fuego. Será aproximadamente a los 60º, si tienes un termómetro de cocina el proceso será más exacto.
  • Mete la leche en el recipiente para congelar y enfríala de manera inmediata con agua y hielo.
  • Procede a congelar la leche (la leche descongelada no se puede congelar por segunda vez).
manipular y conservar la leche materna

¿Puedo descongelar en la nevera?

Si puedes descongelar la leche en la nevera y el tiempo máximo de uso incluído el descongelado es de 24 horas. Si no la usas en ese intervalo debes de desecharla.

Lo recomendable según los úlitmos estudios es descongelar justo en el momento de su uso.

¿Cómo puedo saber que la leche está en malas condiciones?

La leche en mal estado tiene un olor mjuy desagradable, nada que ver con el olor a rancio.

¿Cómo transporto la leche?

Si necesitas transportar la leche materna ten en cuenta:

  1. Si es leche recién exprimida refrigérala de inmediato en una nevera o en su defecto en tu nevera portátil hasta llegar a casa o a dónde vayas.
  2. También si es leche refrigerada mantén la cadena de frío con una neverita portátil y frigolinos dentro.

¿Qué recipiente uso para almacenar leche materna?

Lee este artículo

manipular y conservar la leche materna

¿Puedo usar microondas para calentar?

En primer lugar, asegúrate de que los recipientes que vas a introducir en el microondas sean aptos para ello. A pesar de que existe mucha controversia acerca del uso del microondas para calentar o descongelar la leche materna, te vamos a ofrecer información para que tú misma puedas decidir qué quieres hacer:

El peligro más grande en el uso del microondas son las quemaduras que puede producir al bebé si la leche no está muy bien mezclada antes de ser administrada.

En segundo lugar, la leche puede llegar a hervir, lo que podría ocasionar la desaparición de todas las células vivas de la leche.

Dicho esto, si queremos usar el microondas para calentar o descongelar la leche materna, debemos tener en cuenta lo siguiente:

No debemos calentar en exceso la leche (ten en cuenta que la leche que sale del pecho, sale a la misma temperatura que el cuerpo).

Debemos mezclar la leche de manera concienzuda antes de administrar al bebé, asegurando que la temperatura es uniforme.

Debemos evitar que la leche llegue a hervir.

El bebé puede tomar sin ningún tipo de riesgo la leche calentada o descongelada en el microondas y, aunque la leche hierva en un descuido y todas las células vivas se mueran, la leche seguirá conservando muchas propiedades nutricionales. Y se trata de una toma, lo que resulta irrelevante si el bebé se alimenta con leche materna a lo largo del día.

¿

Rescatado de https://blog.lactapp.es/conservacion-manipulacion-la-leche-materna/

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR….

Soy Patricia Fondevila  madre de dos peques a los que adoro, ASESORA DE LACTANCIA MATERNA, BLW y PAÑALES DE TELA; EDUCADORA DE PORTEO ERGONÓMICO. Mis crianzas han sido duras y con falta de información o mala información, por ello me he formado y aprendido de mi expieriencia. Así que desde aqui, quiero apoyarte como madre en tus decisiones y acercarte toda la información de que dispongo.

Puedes contratar mis asesorías en este enlace.

Si lo que deseas es una charla online o insitu te recomiendo que contactes conmigo a través de mi correo fondevila83@gmail.com o de mi whatsapp

Si te ha resultado útil este post comparte en tus redes sociales, estarás ayudando a una emprendedora ❤❤❤❤

Gracias💖💖💖💖

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =