Disfruta de más tiempo haciendo las tareas con tu hijo.

tareas con tu hijo

Los niños desde su nacimiento son curiosos por naturaleza, también para las tareas de casa o quizás todavía más para estas. Son acciones que nos ven realizar cada día a los adultos y que además no nos obligan a tener una concentración total para realizarlas. 

Hacer tareas con tu hijo es un momento perfecto para hablar, que te cuente y contarle sobre tu vida, lo que haces durante el día…también es divertido si no vamos con prisas. Vive el momento!!

¿Por qué hacer tareas con tu hijo?

Pues porque a quién le ven hacer de forma repetitiva las tareas es a sus personas más queridas, sus cuidadores. Esto hace a los niños querer ser partícipes de todo lo que les rodea, querer participar de las vivencias de los adultos. Y los niños aprenden con el ejemplo, si hacer tareas con tu hijo es divertido para los dos ( vamos, que no las haces para acabar pronto) siempre querrá participar.

¿Cómo conseguir realizar las tareas con tu hijo y no tirarse por la ventana?

Las tareas que necesitan una gran concentración por parte del adulto cómo leer, escribir, usar el teléfono móvil, estudiar, etcétera no suelen ser del agrado de los niños, porque ellos no tienen acceso a toda esa información. 

Sin embargo las tareas de la casa ofrecen a los niños una gran cantidad de posibilidades de imitar a los adultos y de compartir un tiempo agradable y de calidad con las personas que más quieren. 

A lo largo del día podemos dedicar tiempo a realizar tareas cómo hacer las camas, poner una lavadora, tender la ropa o hacer la comida con nuestros pequeños. De esta forma ellos se sentirán parte importante de la familia y nosotros no tendremos porqué hacer las tareas corriendo para sentarnos a jugar o a cualquier otra actividad con los niños. 

Estos momentos de trabajo conjunto de forma natural suelen intercalarse con tiempos de trabajo y juego individual tanto para el niño como para el adulto. 

Los niños mientras ayudan a lavar una lechuga pueden evadirse y empezar a jugar ellos solos con una cuchara, un trozo de brócoli o cualquier otra cosa. Esto es el inicio para que los niños consigan jugar solos durante periodos más prolongados sin la necesidad de que los padres juguemos a su mismo juego. 

Patricia Fondevila

Mi hijo es de alta demanda ¿cómo consigo que juegue sólo?

En el caso de niños que demandan mucha atención este acompañamiento será más duradero en el tiempo y requerirá de mayor paciencia de los padres. Los niños de alta demanda necesitan más espacio para habituarse a nuevas situaciones y a nuevos ritmos. 

Al principio conseguiremos que nuestro niño participe por tiempos pequeños en las tareas de casa. Para ello nosotros debemos de intentar que estas tareas sean motivadoras para que el niño quiera participar. 

En los momentos de juego en solitario debemos de explicar al pequeño lo que va a suceder mientras no adquiere el ritmo. Por ejemplo, estamos acabando de fregar los platos y le decimos a nuestro hijo:

Cariño voy a limpiar el horno. Como esto lo tengo que hacer sola, puedes jugar aquí en la cocina mientras yo termino.

Las primeras veces el tiempo de juego sin atención plena hacia el niño será corta. Pero a base de constancia y un acompañamiento respetuoso lo conseguirás y también conseguirás que ese juego se reproduzca en nuevas situaciones. Esto es el inicio para disfrutar de tu tiempo de cuidado, de leer, arreglarse, ver la tele, etcétera sin que tu hijo necesite tu atención absoluta. 

¿A que nos ayudan estos ritmos de trabajo compartido y juego individual? 

  • Este sistema aporta muchisimos beneficios empezando por un ambiente casero de tranquilidad. 
  • Las madres y padres podemos compartir tiempo de atención y dedicación a nuestros hijos sin prisas, realizamos las tareas pendientes. 
  • Creamos situaciones de individualidad que nos permitirán a la Díada madre – hijo establecer tiempos de autocuidado. 

En conclusión esta es una forma respetuosa de que las madres empecemos a disfrutar de momentos dedicados a nosotras mismas y además mejora el tiempo de atención a nuestros hijos pequeños.

Esto es de tu interés:

Soy Patricia Fondevila  madre de tres peques a los que adoro, ASESORA DE MATERNIDAD y profesora de secundaria en prácticas…además de una apasionada de la crianza y educación desde el respeto. Desde aqui, quiero apoyarte como madre en tus decisiones y acercarte toda la información de que dispongo.

Puedes contratar mis asesorías en este enlace.

Si lo que deseas es una charla online o insitu te recomiento que contactes conmigo a través de mi correo fondevila83@gmail.com o de mi whatsapp

¿Buscas más información?


Muchísimas gracias por seguir ahí y leer lo que necesito transmitir. Si te ha gustado, me ayudarías mucho compartiendo el artículo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 4 =