¿Tu hijo va a tú ritmo?

ritmo

Cada día me levanto temprano para acudir al instituto dejando a los niños desayunados, vestidos y en el cole. El bebé despues de una tetada se duerme en brazos de la abuela. Llego a comer a darle teta al peque y recoger a los mayores del cole. Miramos el horario y si hay extraescolar allá nos vamos en coche. Volvemos y aparecen los baños, las cenas, un rato de lectura…Llega papá y mamá se pone a estudiar ( si, sigo estudiando a mis años jajaja y muchos más me quedan)

¿Te suena esta escena?

La sociedad moderna vivimos a una velocidad de vértigo y los niños nos siguen cómo pueden, acelerando su ritmo e incluso saltando etapas. 

Por un momento te pido que te sientes a mirar a tu hijo y que lo observes despacio, sin prisas. 

Te fascinará descubrir todo lo que es capaz de hacer por sí mismo y a su ritmo, cuando no hay adultos alrededor diciendo: 

  • Apura 
  • Tengo prisa 
  • Vete más rápido 
  • Que no llegamos 
  • Ya vamos tarde 

Los adultos y los cuidadores debemos de ser conscientes de las necesidades de los niños en cada momento. Somos los responsables de mantener su individualidad y sus capacidades bajo un desarrollo equilibrado y respetado.  

Si tienes la oportunidad de observar a más niños en ambientes relajados te darás cuenta de que la normalidad engloba etapas muy amplias. 

1. El desarrollo motor y ritmo

La mayoría de los niños alcanzan las metas del desarrollo motor cómo gatear, ponerse en pie, caminar, etcétera en un intervalo de tiempo amplio. Este intervalo va desde los 4 meses a los 18 meses del niño sano y normonormal y siempre valorado por un pediatra.

Es fascinante ver como un niño puede empezar a caminar con 9 meses tambaleante y levantándose del suelo cada 5 pasos. 

Sin embargo, igual de fascinante es ver al niño que comienza a caminar con 16 meses y con paso firme desde el primer instante. 

2. El desarrollo del habla 

Esta capacidad se inicia habitualmente entre el primer año y el segundo pero, ¿cuántos niños han empezado a decir sus primeras palabras con cinco meses? ¿Cuántos han empezado con tres años? 

Un niño sano (siempre valorado por el pediatra) hablará cuando esté preparado y si como adultos queremos que desarrolle esta capacidad solo tenemos que hablar con nuestro hijo con amor o mejor todavía, cantarle. 

Los niños tienen una gran afinidad con la música y el ritmo musical. Le suele gustar las canciones, las rimas, las poesías, la música y les ayuda a comenzar con la pronunciación.

3. Control de esfínteres 

Este es un proceso que los padres y la sociedad todavía tenemos que aprender a gestionar. 

El control de esfínteres es un proceso madurativo y como con las capacidades anteriores, niño tiene un ritmo. Sea cual sea su momento, hemos de respetarlo. 

Un niño normal controlará los esfínteres de día entre los dieciocho meses y los cuatro años aproximadamente. Por la noche entre los dos años y los siete años aproximadamente. En el caso de los niños hay un mayor porcentaje con enuresis hasta los seis o siete años.

Conclusión 

Si tu hijo se encuentra en alguna de estas fases mi recomendación es que lo observes cada día, el tiempo de que dispongas y que entiendas su evolución. 

Acompaña y guía a tu hijo, pero no le dictes cuando caminar, quitar el pañal o cuando empezar a pronunciar. 

Todos los niños sanos y normonormales consiguen estos hitos de forma autónoma y sin presiones, respetandolos y amándolos.

Esto es de tu interés:

Soy Patricia Fondevila  madre de tres peques a los que adoro, ASESORA DE MATERNIDAD y profesora de secundaria en prácticas…además de una apasionada de la crianza y educación desde el respeto. Desde aqui, quiero apoyarte como madre en tus decisiones y acercarte toda la información de que dispongo.

Puedes contratar mis asesorías en este enlace.

Si lo que deseas es una charla online o insitu te recomiento que contactes conmigo a través de mi correo fondevila83@gmail.com o de mi whatsapp

¿Buscas más información?


Muchísimas gracias por seguir ahí y leer lo que necesito transmitir. Si te ha gustado, me ayudarías mucho compartiendo el artículo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 17 =